viernes, 8 de agosto de 2008

Espiralifragilisticoespialidoso



Desconfien de las espirales.
Hipnóticas. Absorbentes.
Encantadoras de serpientes.
Equilibrio imposible
del caos palpable.
¡Desconfien! ¡Desconfien!
Se sabe cuando se entra
pero no cuando se sale.

12 comentarios:

  1. sigue el camino de las baldosas amarillas...

    estoy más tonta, hoy!!

    besos

    ResponderEliminar
  2. poniéndome normal, con un inmenso esfuerzo:

    las espirales tienen la atracción de lo horrible

    besos

    ResponderEliminar
  3. mira que hoy estoy muy muy tonta...

    y hambrienta!

    ResponderEliminar
  4. me encanta tu espacio...y las ilustraciones...yo tengo un cuaderno con la imagen llamada llora.


    Nos veremos pronto.

    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  5. Si además están en movimiento, suponen una perversión añadida: son un icono peculiar de las escenas de "contenido psicológico" del cine de los años 60.

    Si en cambio se trata de una hipotética espiral laberíntica de dimensiones infinitas, no me resultaría desagradable. Aunque por supuesto desconfiaría.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. querida, las espirales son parte de mi anatomía, :)

    ResponderEliminar
  7. Tus escritos son excelente!
    Me encanto este en particular... es simple...
    se desglosa en el aire....
    Muy bello

    ResponderEliminar
  8. absorbentes, con b.

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. oh, vamos, a quién de nosostros no le gustaría en un determinado momento volver, una y otra vez, y para siempre, al mismo sitio????

    que vivan los círculos!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Libelúlame