sábado, 4 de octubre de 2008

Acariciame la herida


Como me gustaría ser amazona y decir aquello de: Yo soy una guerra, ya nada me duele.
Como quisiera poder recordar, como era no sentirme enferma todo el tiempo.

(...lo peor de un dolor de cabeza es no tener a nadie que te bese la frente)

6 comentarios:

S. dijo...

Pero si fuésemos una guerra, precisamente nos dolería más todo. La costumbre no mitiga el dolor.

Yo te mando besos para tu frente y todas tus heridas. Aunque vengan de lejos, mezclados por el viento, y te lleguen sin darte cuenta.

Que estés bien, nena.

William De Baskerville dijo...

Y lo peor es cuando hay besos que te hacen doler la cabeza y otros que te hacen perderla.

Sean como sean, los besos entretienen el dolor.

crysania dijo...

a veces uno quisiera convertirse en cualker cosa para no sentir nunca mas el dolor, verdad? yo creo que no hay nada que permanezca inmune al dolor... ains!

ojala pudiera hacer algo para que no te sientas asi :-(

NityaYang dijo...

Pues llevo semanas deambulando por el amor... y me ha bastado leer esto para darme cuenta de cuál es mi patología. Sólo quiero un beso en la frente.
Me sumo a tus naufragios... linda!

Winnie dijo...

Me encantó el titulo de esta post!
Te mando miles de besos en tu frente!
escribes valiente!
te sigo!

AAN dijo...

Ayer no entré por aquí y cuántos posts! Qué bien! Ya te echaba de menos.

¿Sabes? Si cierras fuerte fuerte los ojos y le piensas, aparecerá y te dará un beso balsámico en la frente ;)

Sigo subiendo _-