martes, 7 de octubre de 2008

Drako


Entre tú y yo,
el abismo.
Entre tu mirada y la mía,
el vacío.
Entre tu cuerpo y el mío,
la helada.

(...y soy tonta por seguir durmiendo con tu camiseta)

11 comentarios:

Meryone dijo...

no voy a negar la última aseveración porque sí. es cierto

si venden unos pijamas maravillosos por ahí adelante, joé!!

pero yo de ese tipo de cosas puedo opinar más bien poquito: lo mío son las grandes pasiones platónicas o los polvos de una noche. por lo segundo, bien. por lo primero, no tonta: imbécil

menos mal que todo se acaba y una busca nuevas tonterías con las que amargarse la existencia...

que si no...

besos

crysania dijo...

creeme yo tb he sido asi de "tonta" un monton de veces... y de sentirme un pokito mas protegida pensando que como llevava su camiseta el en cierta forma estaria a mi lado...

cuantas veces habre llorado y abrazado su traje de militar pero... todas esas cosas son las que te hacen dar cuenta que aun se siente algo... y tambien son las que te dicen que hay que seguir adelante mirando al futuo y no al pasado

xk mirando a la oscuridad del pasado nunca llegas a ver la luz que puede desprender el futuro

besitos y busca esa luz ;-)

Gacela dijo...

Las cosas que hacemos para sentir que tenemos cerca a quien no lo está... ains.

He tenido épocas larguísimas en que podría haber escrito el mismo post. Pero hasta las más largas se terminan y dan paso a otras mejores. Sólo hay que estar pendiente de oírlas cuando llamen a nuestra puerta :-)

R:) dijo...

...Y soy tonta por seguir pensando en el de vez en cuando.


Pd. Cuando clikas en la foto de caperucita de la derecha te lleva a un blog que es francés y que tiene de titulo una canción de blonde redhead, de quien es??

Juan Antonio dijo...

La ternura nunca puede ser tonta. No echa cuentas, eso sí. Pero es sabia y hermosa como una doncella legendaria.

AAN dijo...

Nunca estuvo más lejos... Por eso mismo tienes que quemar ya esa camiseta, princesa.

Besito

NityaYang dijo...

Yo no soy partidaria de quemarla porque, al fin y al cabo, parte de lo que eres hoy nace del ayer. Guárdala sin añoranza, como los cuadernos del cole o las agendas antiguas. De vez en cuando se miran y surge ese "ains", pero ahora seguro que rellenarás libretas mucho más hermosas.

... Me pone algo triste hablar de estas cosas... y eso que no llevo "camiseta". Sólo un beso, niña, uno muy grande!

Juan Antonio dijo...

Siempre que traspaso el umbral de este bosque sumergido bajo océanos de nostalgia, me hago niño. Y, como entonces, me dejo seducir por una música al final no es sino palabra. Al final, esparcidas sobre las sedas de los sueños, quedan cadáveres de flores irreales, dolorosas. Y tan bellas.

carlos dijo...

Entre las palabras se halla el puente que cruza el abismo,el sonido que llena el vacío,el abrigo ante la ausencia.
No es tontería los sentimientos.

Saludos!

Meryone dijo...

hay veces que eso es peor...

si yo te contara las nuevas tonterías con las que amargo mi existencia... que ya empiezan a no ser nuevas, de puro repetitivas...

jo!

ánimo

el bosque siempre tiene en medio una casita donde no siempre espera un lobo feroz

ya lo verás

besos

William De Baskerville dijo...

los armarios estan llenos de camisetas ajenas, algunas estan esperando entrar mientras otras pasadas, cuelgan de perchas esperando ser lavadas.

Acabo de recordar una camiseta y la leyenda que llevaba inscrita ha empezado a despintar.

Buena señal, supongo.