sábado, 11 de octubre de 2008

Me crujes, me cubro


Me otoño sin remedio.
La impotencia me cruje por dentro,
como esa hoja seca que pisas sin darte cuenta.

(...y al final me cubro de culpas yo solita)

11 comentarios:

carlos dijo...

No, cúbrete del frío pero ese mismo viento otoñal se lleve las culpas,ya muertas.
Que lo que cruja sea la fractura del muro antes que el invierno lo hiele.
En estos restos aun hay vida.
Un abrazo

AnaBosch dijo...

Cubiertos por un manto otoñal...
se delinean sentimentos en sienas y ocres

Gacela dijo...

Me otoño sin remedio, qué buena manera de expresarlo. Pero las culpas... esas son terribles companyeras de viaje, no les compres el billete para ir contigo.

Sobre la esperanza... es verdad que a veces duele y te preguntas si no te estarás enganyando. Pero la desesperanza, a mí me duele aún más. Cuando puedo elegir, elijo tener esperanza en los cambios, en los manyanas por llegar. Y aunque a veces los cambios no sean exactamente los que se esperaban, sí que suele haberlos. El viento se acaba cansando de soplar siempre en la misma dirección.

Y perdón por el laaaaaargo comentario, es lo que me ha salido!!

carlos dijo...

Te agradezco el consejo y tus palabras :) Más cuando me asomé al balcón de mi mundo y vi aquello me sentí empequeñecer.
No creo supiera escribir con limites,de hecho más allá del preciso instante en que comienzo nunca sé como acabará lo que escribo :)
Tú sí que con los restos de un naufragio creas arte

AAN dijo...

Tus paréntesis son letales... Increíble la foto. No doy más de
sí a estas horas.

Besos

S. dijo...

Siempre me gustó esa canción de Bosé que decía: me primavero y me otoño.

Yo nunca he sentido que cruja, no sé, no me siento seca en ese aspecto. Creo que siempre he sido algo más bien como agua estancada.

Pero tu eres una hoja linda, con todo, siempre hay más fines que permanecer estáticas en los árboles. Siempre quedan románticas hojas secas entre las páginas de un libro. Y el otoño no llega para todos.

Besos de estación.

Meryone dijo...

creo que hay alguien que está leyendo a ángel gonzález...

me equivoco?

precioso, por ello

besos

Juan Antonio dijo...

Hablando de crímenes perfectos, este me parece ciertamente bueno.

¿Culpas? ¿Por el chasquido seco de esa hoja? ¿Por romper el silencio? ¿Por incubar irremediablemente inviernos?

FER dijo...

Comparto comentario con Meryone. Gran elección la tuya :-)

Todos nos otoñamos sin remedio, me parece...

crysania dijo...

hay k ser como la primavera que renace de todo lo sufrido en el otoño y en el invierno... como las estaciones del año.. pus nosotros somos iguales...

aunk sepamos k algun dia volvera a llegar el otoño y el invierno.. hay k vivir esas epocas de primavera y verano

Juan Antonio dijo...

El otoño es hermoso, Nébula; el chasquido de las hojas secas, inspirador.

Uno sólo debería sentirse culpable de haberse perdido esas cosas que merecen la pena.