lunes, 13 de octubre de 2008

Noche Esdrújula


Me pesa
ésta noche esdrújula,
como ese regalo
que no se ha pedido.
Hoy
me vendo barato.
Busco voluntario
que se atreva a buscar
la magia en mis esquinas.
Hay ganas de sobra
para cenar.

11 comentarios:

Francisco dijo...

Es brutal. Aunque no estaba segura de adentrarme en una noche esdrújula me parece lo mejor que he leído de ti. Es sencillamente perfecto, cada palabra en su lugar. Y la imagen, oh, va más que adecuada.

Tengo que terminar mi cuento en una hora a más tardar y siento que nada va bien :/

Besos sin inspiración.

Mr Obscene dijo...

el destino es una moneda al aire, soy un famelico hurgando en todas las esquinas... y esta me atrajo.


te espero por mi cueva

S. dijo...

¿Me crees que acabo de descubrir que mi hermano tiene blog? Y encima no puedo verlo, jo. Esto es muy misterioso.
Ajam, pero eso sólo para decir que el primer comentario es mío :D

Gacela dijo...

Busco voluntario que se atreva a buscar la magia en mis esquinas, sería un genial anuncio por palabras.

Si no llega a tiempo para la cena, sigue atenta estas noches. Cualquiera de ellas te sorprende el toc-toc en la puerta.

(Te convenció la página esta del intercambio de libros? Te apuntaste?)

crysania dijo...

me encantaaaaaaaaaaaaaaa si sk cad dia me sorprendes mas con lo k escribes :-$

Juan Antonio dijo...

Provocativo a fuerza de ternura.

Cuántas noches se nos vienen sin haber sido llamadas.

Cuánta magia dormida esperando que una caricia de luz le devuelva sus poderes.

Pero eso no puede hacerlo cualquiera. Tiene que ser tu igual. O al menos haber recibido el magisterio de Merlín.

Demolition Doll dijo...

Así me siento yo, pero yo no lo habría expresado con tanta elegancia, exactitud y poesía.

Gracias!

Gabiprog dijo...

Ese acento en la tercera silaba siempre tiene sonoridades especiales.

Saludos.

AAN dijo...

Son malditas esas noches esdrújulas. A veces necesitamos abrazos y mucho más. El abrazo es siempre el principio (y el final :P).

Beso

La pequeña Delirio dijo...

Qué suaves esas piernas... qué suaves las esdrújulas, qué bien entran...

Bomarzo dijo...

Y hay sobras de la cena?
Saludos.