miércoles, 5 de noviembre de 2008

A Solas


Camina,
con las manos frías
y el corazón eléctrico.

A solas,
habla con un asombro
que no se asombra.
Tiene la nostalgia
nostálgica.
Exiliada
en una paralela,
ya no está
dividida.
Éste enredo
no se deja
enredar.

Absorta
en el detalle
que le salva la vida,
es la red
de su trampa.

A salvo
de falsos sueños,
protege la estepa
con uñas y dientes.
Pero reconoce,
no sin vergüenza,
que necesita
un aliento
que la aliente.

12 comentarios:

Alicia. dijo...

Necesita un aliento que la aliente. No quiere morir de soledad.

un beso.

R:) dijo...

Lucho por que los falsos sueños no vuelvan a confundirme.

Temis dijo...

hermoso...gracias.

Gacela dijo...

Todos necesitamos un aliento que nos aliente, que nos dé fuerzas.

Y me ha encantado lo del corazón eléctrico :-)

Juan Antonio dijo...

¿Vergüenza? No, ¿por qué? No es debilidad, es cuestión de constantes vitales.

"(...) sin que ninguno comprenda
que ambiciones o nubes
no valen un amor que se entrega."

Gracias por tus palabras. Que no me debilitan. Más bien al contrario.

Besos.

Mei dijo...

"Absorta
en el detalle
que le salva la vida,
es la red
de su trampa"

Me encanta.


saludos!

Jose Alberto Caja dijo...

ahora estoy a salvo de falsos sueños...

en algún momento hemos necesitado un aliento que nos aliente...

y nos salve.


cuanto me alegra encontrarme con un trozo de mi vida en otro lugar.
Ha sido un placer colaborar. Ya sabes donde encontrarme para otra posible colaboración...

Un abrazo.

saudade dijo...

Camina, si voz, sin frío, si aliento, sin ti...

carlos dijo...

A solas recibe el aliento frío de la soledad que le cobija,que le da calor,y en ese momento deja de estarlo,y el mundo sigue solo,y esa estepa que defiende con uñas y dientes es faro en la oscuridad,y el mundo no está solo.Ella es el aliento de vida.
.*
También me encuentro con las realidades de noche,por eso sueño :)

Demolition Doll dijo...

Hermoso texto, desesperadamente hermoso.

Nahuel dijo...

"a salvo de falsos sueños" ojala asi fuera....saludos

http://sendadelnahuel.blogspot.com/

William De Baskerville dijo...

Pero reconoce,
no sin vergüenza,
que necesita
un aliento
que la aliente.


Ese suele ser el final sincero de algunos de mis paseos "A solas".