domingo, 28 de diciembre de 2008

Náufraga


Edward Hopper
Lentamente
abre los ojos.

Se sacude las espirales

del cabello.

Borracha de sueño

necesita aire fresco.

Desde la ventana

contempla la vida

cara a cara.

El día le ofrece

una realidad franca,

ausente de simulacros.

Batir de alas

le traen ecos

de promesas rotas,

de lealtades

que fueron espejismos,

de verdades
que fueron grandes mentiras.

La ausencia
siempre cumple
sus promesas.

Ella es la modelo torcida,

náufraga
de cuerpo mórbido,

pecho caído

y manos demasiado grandes.


Mentalmente

va recogiendo los pedazos,

en un intento consciente
de recuperar

la voluntad de actuar.


El azar

es el accidente del espectáculo,

se dice,

¿o era al revés?

12 comentarios:

Tony dijo...

Perfecta simbiosis entre poema y música.Esta perfecto, felicidades.
¿Sabes que Edward Hopper es uno de mis pintores preferidos?.Pensaba hacer una composición con un cuadro de el (Night Hawks)
Un abrazo

Noelplebeyo dijo...

Difícil de comentar, Nébula...la ausencia siempre cumple sus promesas...que dificil

Alicia. dijo...

Sí, la ausencia siempre cumple sus promesas.
Me ha encantado *__*

Someone exactly like you. dijo...

Insomne...


en quién piensa?

AAN dijo...

Sal, please, sal en este día. ¿Vale? Nada de nostalgia ni de miradas por el retrovisor...

Guapa! Por cierto. Una duda. Antes tenías una canción increíble de Cat Power, otra más, en tu archivo musical. ¿Cuál era? No recuerdo el título...

Besos, muchos, más, todos esos, sí

R. dijo...

Y prefiere quedarse ahí, mirando por la ventana, porque la vida en el exterior le da miedo, mucho miedo.

Juan Antonio dijo...

Trenes devoran la oscuridad inimaginable, barcos surcan ondas de plomizo brillo, caballos golpean con sus cascos adoquines antiguos... Todos te buscan, te siguen, te alcanzan, para pedirte que no te quedes tras esa ventana.

Dara Scully dijo...

Pese a todo, era la modelo de las inspiraciones, la musa de los accidentes, todas las razones. Manos grandes, pecho caído. Pero ojos como mundos, llenos.


Miau

Carlos dijo...

Quiere pasar desapercibido pero puedo ver ese rayo de sol deslizándose por entre la piedra y el alfeizar hasta llegar a ella.
Y como un sueño se cuela por la ventana y tras ella la ilusión y con el sol el fa y el re van abriendo sus ojos mientras la vida le habla como un pajarillo al oído
que como una caracola le lleva el mar cuyas olas que bañan su cuerpo con espumas de esperanza
llevándose hasta el fondo algas y medusas que le dañaban.
Y dirá adiós a la ausencia con su presencia,natural,como la vida misma
.*
Un abrazo mediterráneo!!

Jose Alberto Caja dijo...

"la ausencia siempre cumple sus promesas"

me encantó

quiza esa musa necesitaba tiempo para pensar en ella misma...

(me encantaría leer un escrito tuyo inspirado en el cuadro "Nighthawks" de Hopper...)

Gabiprog dijo...

A pesar de los arrecifes había que cruzar...
Siempre.

ANDREA dijo...

Para mí la soledad en dosis pequeñas me gusta, pero cuando hablamos de dosis superiores a la recomendada, ya no me es grata.
En la vida siempre hay un momento para cada cosa, pero lo mejor es disfrutar de la vida en compañia.

Un Saludo y hasta la próxima