lunes, 5 de enero de 2009

La amé hasta hartarme


Audrey Kawasaki
La amé
hasta hartarme.

Sin importarme

los latidos del tiempo.


La amé

y todo parecía perfecto.

Yo de ella

y ella de mí.

En un baile sin máscaras,

empapada de su aliento.


Inmensa en mi boca.

Se estrella su risa

en mis pupilas.
Me contagia el delirio

y me palpita en los labios

la locura de saberla mía.


Manos que son olas,

dándome forma

a su antojo.

Rescatándome

de éste pedazo de carne
mudo,

moribundo.


Paciente,

busca en cada recoveco

todos los suspiros perdidos.

Devolviendo la vida

a éste vientre dormido.

22 comentarios:

Someone exactly like you. dijo...

Los suspiros no tienen otra alternativa que aparecer si los sigue buscando..

Meryone dijo...

se me nostalgia?

si se me nostalgia empezaré a ponerme buena...

Alicia. dijo...

Me ha encantadoo *_*

Dara Scully dijo...

La amó tanto que el mundo dejó de ser mundo.


Un miau

Mer G.G dijo...

y en los suspiros perdidos casi siempre hay pedacitos de una vida...

Un fuerte abrazo.

Mer

Juan Antonio dijo...

la locura de saberla mía

Esa locura es una forma contagiosa de deseo.

Cuando combinas tan sabiamente la ternura y la sensualidad, el resultado es adorable.

Besos con una pizquita de locura.

Alhy dijo...

¡Que bonito!Y como me gusta comprobar que, con el tiempo, crecen y se afinan tus palabras :)

Kisses violetas poco inspirados ***

Pd: Cierra los ojos y pide un deseo ;)

Noelplebeyo dijo...

Bendito hartazgo...precioso lo del vientre dormido...

Feliz

Carlos dijo...

Nunca te hartes de amar

ni de ser tú.

En noche mágica sigues aportando magia.

Que te traigan los Reyes tus sueños para este año!*
Un abrazo fuerte!

Nessarosse dijo...

¿se puede uno hartar de amar? lo terrible es que sí, pero solo si no se es correspondido de la misma forma...

Camaleona dijo...

Que los Reyes te traigan aún más AMOR...

Gabiprog dijo...

Con Kawasaki de fondo tus palabras son nuevamente pinceles llenos de cálida melancolia.

NityaYang dijo...

Jo, como no tengo ordenador en mi nueva casa cuando me coencto: DIOS MÍO, qué prólifica eres!!!
Me encanta esta ilustradora, me ha emocionado que la eligirras para tus versos...
Me ha emocionado tu sentimiento condensensando en algo que definiría más como la droga que te hace respirar. ¿Se puede amar de otra forma?

Cris Tokoloshe dijo...

muy hermosas palabras, quien no se identifica con algo asi, es para sonreirse de la tristeza y la nostalgia la verdad.

Nahuel dijo...

señorrr, tienes un don para hacer danzar las palabras al ritmo que quieress....saludos afectuosos, nahuel...

Nahunte_ dijo...

Precioso, por suerte esos suspiros un día sin saber cómo ni por qué vuelven a brotar.
Me ha encantado.
Un besote.

AliaS dijo...

...
me dejás sin respiración
...

AAN dijo...

¿Pero no se hartó?, ¿no hay un adiós? Dime que no hay un adiós, que unas poquitas veces dura y dura y dura...

D dijo...

Es hermoso, me encanto!!! lastima que no se harto de amarse a si misma, entonces no estaria tan vacia al final...(me suena familiar...:()

Winnie dijo...

-y si alguien me ama así alguna vez...
-si alguna vez tendrá que ser...
- Me dará miedo, me dará miedo

William De Baskerville dijo...

Amar ya es un paso, y saber amar tiene doble puntuación.

Tu tienes la dicha de saber que amaste y lo supiste, para muestra, tus letras.

FER dijo...

Unos días sin entrar y se me acumula el trabajo :-)

"La amé / y todo parecía perfecto" "Un baile de máscaras". Creo que todos nos podemos sentir identificados, aunque sea por unas horas.

Un beso