sábado, 10 de enero de 2009

No me alcanzas


Adolie Day
Mueves los labios
pero tu voz no me alcanza.

Lejana,
me muevo en una órbita
que tu universo desconoce.
Me solté de tu mano.
Ahora camino sin lastres.

Necesito otro aliento
que me ahogue.
El tuyo no me alcanza.
Eres un eco
que pertenece a un pasado
donde ya no quiero descansar.
Eres la penumbra
de éste túnel que me atrapa.
Mi luz busca la salida
fuera de ti.

Tú mueves los labios
sin saber que me fui
hace mucho tiempo.
Desde donde estoy
no puedo
ni quiero
escucharte.

15 comentarios:

Alicia. dijo...

Mueves los labios, pero tu voz no me alcanza, y muero en la ausencia.
me ha encantado *_*

Favio dijo...

no puedo ni quiero escucharte...
genial!!

Proyecto de Escritora dijo...

A veces nos damos cuenta de que hay personas cerca de nosotros a los que no queremos escuchar, pero ellos se siguen empeñando en que sí lo hagamos.
Me ha encantado!

Besos!

Juan Antonio dijo...

Snif.

Noelplebeyo dijo...

Serán palabras vagas que viajan por el espacio sin destino definido...Y ya se sabe, que al final, aunque tarde, quedan en silencio.

Precioso, como siempre

Toxicosmos dijo...

Muy hermoso poema. Me identifico demasiado con él y eso me da miedo ;p.
Saludos.

Anansi dijo...

Otro aliento que me ahogue...gracias

Dara Scully dijo...

Ya no nos tocamos, ya no hay electricidad. Se fue con mi nave espacial, a otro planeta.

Un miau grande

Alhy dijo...

Todo en la vida son rochards. Yo en tu poema veo perdidas demasiado dolorosas...

Ay...

Kisses tristes y nada inspirados ***

Jose Alberto Caja dijo...

este escrito me encantó

Mona dijo...

me gustó mucho el cierre, me encantó!

Someone exactly like you. dijo...

La clave es "Ni quiero"

:) Gigante.

AAN dijo...

Tus garabatos digitales me dejan KO (creo que hacía tiempo que no te lo decía). La primera estrofa es increíble, como la imagen.

Te beso *

ANDREA dijo...

A lo largo de nuestra vida necesitamos a alguien a nuestro lado (aunque parezca que sea un lastre),y llegamos a darnos cuenta que cuando no esta necesitamos de el/ella para poder seguir adelante, aunque siempre nos damos cuenta demasiado tarde, pero hay que saber volver.

Un Saludo y hasta la próxima

Gacela dijo...

Sin lastres, sin hacer caso a voces que no aportan nada, sin ataduras, volando.

Me ha gustado mucho :-)