sábado, 14 de febrero de 2009

A Ciegas


Ans Markus
En nombre del amor
te doy lo poco que queda de mí.

Me pongo tu collar al cuello.

Sonrisa boba de domingo.
Promesas de colegiala.

Preñada de tus ojos,
ciegos los míos te contemplan.

Caigo sin red.




[Love is drowning in a deep well

All the secrets, and no one to tell.]

10 comentarios:

Ki dijo...

Aunque nunca devuelvas las visita, ni siquiera para saludar xDD :P… igual sigo tu blog porque tiene “un algo” que me llama la atención y me hace regresar jaja. Aparte del contenido, me gusta mucho el diseño chico de la plantilla -que me inspiro a modificar la mía de ese modo- . Siempre te lo quise comentar ;)... bueno, te felicito porque tienes un lindo blog :D

Beso!

Djuna dijo...

Lo que mas me gusta de visitar el blog, es esa mezcla tan perfecta de las imágenes y las palabras.
Siempre me dejas pensando en que quedaría de un naufragio, y termino pensando en imágenes del siglo XX y en poemas de Emily Dickinson que nunca se publicaron.

Alicia. dijo...

Yo espero no caer nunca sin red...

Proyecto de Escritora dijo...

El amor hay veces que es muy ciego, es verdad, pero todos los sentimientos, también la amistad. Tenemos que saber quien nos quiere ralemnte y quien no para que no podamos caer.

Un besito!!

Noelplebeyo dijo...

Golpearás su corazón

Meryone dijo...

ten cuidado, que caer sin red y esperando que alguien te recoja es muy peligroso

eso sí, siempre hay quien se interesa por tí una vez te has dado la hostia

tienes que ver el video de folerpa...

besos

p.s. maravillosa la ilustración que recuerda totalmente a magritte

Juan Antonio dijo...

Sé que tú conoces el secreto del vuelo en caída libre. Pero cuídate, niñita, por favor, que eres valiosa y necesaria.

Besos y abrazos anticongelantes.

P.S.: Meryone, también le recomendé vivamente el vídeo de Folerpa. Cada día la adoro más y más. Tienes que verlo, Ojitos.

Dara Scully dijo...

En nombre de aquello que nos mueve a todos.


Un miau

aLba dijo...

muchas veces caemos en una trampa sin red..

Gacela dijo...

Caer sin red a veces es la única manera de descubrir que también tenemos alas, y que sabemos volar.

Genial la imagen.