miércoles, 18 de febrero de 2009

Enredada en tu nada


Thor Lindeneg
Ermitaña de mi propio templo.
Destripo hilos de deseo.

Pretendo la ficción.
Fiesta de pájaros
que aterrizan en mi cabeza.
Apunto y disparo.
Robo una hora cualquiera.
La derramo en tu boca.
Tu alma flaquea.

Argumento que no alimenta.
Cojeo en tus cimientos.

Coleccionista de piezas
que no encajan.
Delirante.
A cuestas con tu personaje.

Haciendo tratos con la luna.
Converso con la sombra,
Busco en las nubes tu figura.

Decepcionas.

11 comentarios:

HUMO dijo...

Sin palabras...

muy hermoso!

=) HUMO

Winnie dijo...

Decepcionas...
suelta al personaje, dejalo que termine el cuento y se vaya a dormir.

Proyecto de Escritora dijo...

Te has presentado a algún certamen de poesía con alguno de todos estos poemas que nos escribes??, creo que deberías intentarlo porque seguro que te harías con alguno. Lo digo en serio.

Besitos!!

Fernando García-Lima dijo...

Vaya, qué duro...

"A cuestas con tu personaje" !!

Un beso

ANDREA dijo...

Magnifico lo que has escrito, me ha encantado, es dificil decir una palabra que reuna todo lo que he sentido al leerlo, sólo digo a los demás que lo lean y se quedarán tan sorprendid@s como yo me he quedado.

Un Saludo y hasta la próxima

María Nadie dijo...

es peligroso el desear pues casi siempre es menos de lo esperabamos

Noelplebeyo dijo...

Simplemente se encuentra en la cara oculta de la luna, donde su reflejo se desconoce

Juan Antonio dijo...

Buscas en las nubes su figura? Y si la encontraras? Piensa que sería niebla una vez procesada en tus pupilas.

Besos.

Dara Scully dijo...

Cuando las piezas no encajan, no queda nada por hacer.


Un miau, señorita.

AAN dijo...

Funambulista de la nada a la que poco le importa caer y morir boca abajo.

Te beso, linda

William De Baskerville dijo...

"Robo una hora cualquiera.
La derramo en tu boca."


Es una de los mejores privilegios del Retorno. Es la unica forma de robar horas, cuando ya están concluidas y es cuando mejor se analizan.