sábado, 28 de febrero de 2009

Llueve


Shaun Tan
Tengo el corazón en brazos.
Tu ausencia apenas disfraza mi fracaso.

A veces pienso
en toda la miseria de tus palabras,
la que cuelga de los cuadros
cuando te alejas.

Me pongo la blusa morada
y me sacudo tu nombre del pelo.

Peleando con el instinto asesino
de acabar con los pasos de éste día absurdo,
me dejo llover como antaño.

Pero ésta vez no hay sal que de sabor.

10 comentarios:

Ktico dijo...

es increíble cómo expresas todo lo que sientes, cómo conectas todos los sentidos y lo haces vivir en carne propia una experiencia multifacética.... te admiro Nébula, me estoy volviendo adicta a leerte...

William De Baskerville dijo...

"A veces pienso
en toda la miseria de tus palabras,
la que cuelga de los cuadros
cuando te alejas."

Excelvilloso!

Alhy dijo...

¿Y dónde te resguardas después de dejarte llover?

Burn·E es una de las maravillas de los extras de la edicion de dos discos de Wall·E, que, como buena freak del robotillo, no me podia perder :P

Thanks :)

Kisses envolventes ***

Pd: maravilloserrima song :)

HUMO dijo...

Cada dí que pasa escribes más bello!

=) HUMO

Gabiprog dijo...

El agua con sal solo para los pies.
Y el vinagre para heridas bien ajenas.

Fernando García-Lima dijo...

Dejarse llover... me ha gustado eso de dejarse llover...

Un beso

AAN dijo...

Y lo peor es que una vez que te dejas llover, no hay forma de parar el torrente de lágrimas. Están en un pozo que no deja de manar...

Besito dominguero, linda

Noelplebeyo dijo...

lágrimas sin sal...sosas

Juan Antonio dijo...

¿Te dejas llover con la blusa morada? Casi puedo verte. Casi puedo decir que te he visto.

Besos.

NityaYang dijo...

¿Ves? Esto me pasa por llevar tanto tiempo sin entrar... ME LO HE PERDIDO TODO!!! Jo, me sienta fatal...
Al menos, grosso modo, veo que sigues eligiendo lo mejor: una ilustración del árbol rojo...
Ains, mañana te recupero...
MUASSSS