viernes, 20 de febrero de 2009

A tiempo llorado todos mis pasados


Thor Lindeneg
El tiempo me acompaña bajo mis pies
dejándome a solas con mis huellas partidas.
Con el disfraz bajo la piel
nadie me ve.

Abandono poco a poco el ritmo de las ciudades.
Practicando la saudade.
Confidente nostálgico es el triste horizonte.
No aguantan sus manos mis jirones.

Demasiado tarde para volver.
Demasiado pronto para empezar.
Entre tu espalda y mi pared
lloran mis ganas de llorar.

13 comentarios:

Druida de noche dijo...

Precioso. "Lloran mis ganas de llorar", una tautología hermosa.

Dara Scully dijo...

Demasiado tarde para cualquier cosa.



Un miau azul cielo

Gara dijo...

Precioso y algo triste,pero muy bueno.

Demasiado tarde para volver.
Demasiado pronto para empezar.
Entre tu espalda y mi pared
lloran mis ganas de llorar.

Y este final, sublime.

Besos

HUMO dijo...

El último verso en especial me fascinó!

hermosísima!

=) HUMO

Juan Antonio dijo...

La práctica de la saudade puede ser beneficiosa a veces. Como una terapia.

Gracias por el enlace, preciosa.

Besos.

R. dijo...

El tiempo se me viene encima. Me mata.Me deshace.

Carlos dijo...

Tu universo es inmune a la fuerza del tiempo,y esas lágrimas derritirán el laberinto.
Ni pronto ni tarde,será el ahora cuando solo tú decidas.
Nada se ha perdido,es la nada la que será vencida.
Un abrazo fuerte!*

Alhy dijo...

Tarde, pronto... que mas da. El tiempo interno, el que importa, somos nosotros mismos. Y ese no entra dentro de ningun parametro, ni dentro de ningun limite. Siempre es aquí y ahora...

A veces resulta un poco frustrante escribir algo y que no lo entiendan, o no te expliques... o ambas cosas...

El mundo es un enorme Rochard, ¿no?

Kisses frustrados ***

Tony dijo...

Nostálgico grito de tristeza para el que sabe que nunca volverá.

Angie dijo...

Precioso texto (yo también soy dada a "practicar la saudade").

Enhorabuena por tu blog.

Un saludo

AnaBosch dijo...

las lagrimas
se deshacen....

Mer dijo...

Ahora ya es demasiado tarde para cualquier cosa.

Un abrazo enorme para ti.

Mer

Gacela dijo...

La imagen de este post es perfecta.