lunes, 2 de marzo de 2009

Ya no lloro en los tejados


José Luís Almeida
Rozando el desastre.

Incapaz de abrazarme.

Escondida.
Absorta en el detalle
de tus alas de ángel,
pierdo el sueño que me buscaba ayer.

Tu silencio me destruye.
Nadie dijo que fuera fácil
caminar entre ruinas.

En mis dedos
florecen constelaciones.
Presa del viento del norte
atraso todos los relojes.

Sucumbidos todos los retos
ante tus manos heladas,
sólo queda soñarte despierta
y jugar a la cordura.

15 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

Atrasar los relojes para vivir del pasado.

Sandra dijo...

"Solo queda soñarte despierta y jugar a la cordura" tremendo final!!!

Lindo blog!!! me trajo tnato recuerdos tus letras!!!!

besos

Adilon dijo...

Creo que ya somos dos (por no decir muchos mas, seguro), los que jugamos a tener cordura... espero que tampoco tengas que jugar a mentir. Y es una pena que ya no llores por los tejados, a veces es agradable encontrarse un rostro familiar cuando se esta en soledad sobre ellos :)

Djuna dijo...

con las ideas rasgadas por un clavo desajustado en ese juguete de recuerdos y olvidos...

azul-violeta dijo...

Como siempre, increible.. Me gusto mucho el final "solo queda soñarte despierta y jugar a la cordura" .... aunque con esto me pierda en tu silencio y me abracen los recuerdos...

AAN dijo...

Sólo queda soñarte despierta... Migajas con las que alimentarse cada día, no queda otra.

Besito, sol

Juan Antonio dijo...

Es difícil caminar entre ruinas, sobre todo si esas ruinas son las de nuestros sueños.

Yo quiero que en mis dedos florezcan constelaciones. Pero sólo hay arena antiquísima, gastada.

Por favor, préstame alguna de tus constelaciones. Besos.

Dara Scully dijo...

Rozando el desastre, con los ojos puestos en el futuro caos. Pero hay un marcha atrás, o quizás hacia delante, que determine el roce pero no el choque. Quizás no esté todo perdido, quizás escapemos una vez más, como gatos esquivos.



Un miau, bonita.

Lord Gideon dijo...

Aferrarnos al sueño de los recuerdos, a esos momentos que vivimos para volver a rescatar la sonrisa naúfraga de su isla, en la tabla de los instantes pasados

En muchas ocasiones son el mejor motor. Un beso linda

Meryone dijo...

entre los tejados y la ardilla roja, dan ganas de decir "ojos azules que se enredan y una larga lengua de gata: ¡marrana!"

juguemos a la cordura... y leamos a manuel bandeira. si no te gusta manuel bandeira te pego en el culo

:P

FBlack dijo...

como siempre has elegido una canción preciosa. Besos!

AnaBosch dijo...

tus manos
son poesia
en el tiempo

Mer dijo...

Chica siempre es un placer leerte!

Un abrazo gigantesco.

Mer

Toxicosmos dijo...

Vivir en otro tiempo, en otro lugar, con alguna compañía.

William De Baskerville dijo...

Jugar a la cordura (como me cuesta).