lunes, 20 de abril de 2009

Como un cuadro de Hopper


Edward Hopper
Soy la muchacha sola del café.
Narradora y protagonista.
Animal durmiente. Torpe simulacro.

Parezco extranjera de ala rota.
Malherida. Inacabada.
Incertidumbre. Hipótesis. Metáfora.

Fugitiva en estado de espera.
Anónima experta.
Eco de mí misma. Ebria de nostalgia.

Observadora muda.
Exploradora de abismos.
Nocturna. Funambulista sin red.

23 comentarios:

  1. Eres la muchacha sola del café, la muchacha capaz de tener su propia historia y que algún pintor la pinte, impresionado por su esencia.

    ResponderEliminar
  2. Soy el parentesis del mundo...

    Buen dia ciao

    ResponderEliminar
  3. Hola Nebulinja,everything is such a beauty,the music,your chosen words and painting,have a nice day.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno.........describes muy bien con palabras las sensaciones que causan los cuadros de Hopper.

    un saludo

    ResponderEliminar
  5. Y sobre todo una escritora maravillosa!

    =) HUMO

    ResponderEliminar
  6. Creadora de un arte propio, taciturno.

    Vuelves a tus cotas

    ResponderEliminar
  7. Me resulta imposible dejar de adorar a cierta funambulista sin red, cierta muchacha sola del café, perpleja hipótesis nostálgica, incierta observadora silente. Ella. Tú.

    Besos, pequeñita.

    ResponderEliminar
  8. ¿Y si Cat se sentara junto a ella?





    un miau gigante, preciosa.

    ResponderEliminar
  9. es precioso...

    has alegrado esta tarde de lunes que se queda poco a poco sin uvas ni mapas de una ciudad inhóspita.

    ResponderEliminar
  10. Preciosas palabras que encajan como un guante en la atmósfera taciturna y solitaria de los cuadros de Hopper.

    Un placer leerte, como siempre.

    ResponderEliminar
  11. A veces hay que estar sola para hacer y sentir todas esas cosas... la muchacha sola de ojos brillantes... me gusta poder sentarme conmigo misma... a solas

    ResponderEliminar
  12. En compañia de una café se pueden describir soledades y compañias, abismos y certidumbres...

    Me gusto!!!

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias, Nebula, es que me duele mucho la tripa..

    tambien me alegra que te guste hopper, a mí me encanta

    ResponderEliminar
  14. Precioso. Cuántas nos hemos sentido así alguna vez (o más de una jeje).

    Te he dejado un regalillo en mi blog. Espero que te guste.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Sobre la mesa un café, pero tantísimas cosas hay, existen, suceden, transcurren, crea, genera, reune, imagina, sueña, vive la muchacha sola del café, que Hopper pinta, tú transmites.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Soy, las noches de lunas en abril
    la sombra que está pegada a ti...
    (Kadeho)
    Bonita tu creación. Chevere.

    ResponderEliminar
  17. la muchacha sola del café
    a la q le doy la mayor de las ovaciones...
    Eres inspiradora...

    :) Un abrazooo giganteeee!!!

    ResponderEliminar
  18. y por qué no lloras?
    sí, me gusta vila-matas.
    no pasa nada por llorar. yo llore dos segundos de dos lágrimas.

    no sé

    ResponderEliminar
  19. ese cuadro, dios mío, ese cuadro!!!!!

    hopper, todo él, es tan grande!

    besos, muchacha sola del café. a veces estar sola en el café sirve de catarsis. y las catarsis duelen, pero purifican, no lo olvides. y purificarse es bueno

    (echo de menos las catarsis)

    ResponderEliminar
  20. Identificado me he con la muchacha del café (rima y todo...)

    Te mando un "alguien" que ocupe la otra silla y comparta con ella café y conversación (o silencio, a elegir) :)

    ResponderEliminar
  21. La muchacha sola del café, animal durmiente. extranjera de ala rota. Fugitiva en estado de espera. Observadora muda.

    Por todas esas cosas que eres, transmites tanto al escribir.

    Brillante post de palabras e imagen.

    ResponderEliminar
  22. Precioso poema. He llegado a este
    blog por casualidad y me parece que tiene una gran calidad

    ResponderEliminar

Libelúlame