miércoles, 13 de mayo de 2009

Todos lo saben


Henry Martin
Era niebla.
Oscuro paisaje que ama sin luna
el horror del mendigo.

18 comentarios:

  1. Yo no. Tampoco importa, a ti al menos

    ResponderEliminar
  2. Con vuestro permiso, me adentro para seguir vuestros escritos, que tanto me fascinan.

    No hay mayor horror que no ver el final del camino. Más aún si estas solo.

    ResponderEliminar
  3. yo ahora ya lo sé, pero antes no...

    maravilloso el texto y la ilustración

    besotes

    ps. claro que te puede gustar todo

    ResponderEliminar
  4. Y se perdio en la niebla.

    Un abrazo para ti.

    Mer

    ResponderEliminar
  5. Pero a veces, terminaba lloviéndose encima, y se convertía en agua. Clara, transparente.




    un miau encima de una nube, bonita :)

    ResponderEliminar
  6. Es la noche la niebla mas intensa,y en ella a veces la luna llena, y se pide las estrellas.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. nublado y sin luz aún se vislumbran sombras de amar

    ResponderEliminar
  8. Estuve un tiempito navegando tu sitio. Escribís tremendo, me fascina.
    Un gusto pasar por aquí, besito.

    ResponderEliminar
  9. la niebla esconde nuestras mentiras para que despúes ests nos den un bofetón. Todos lo saben!

    ResponderEliminar
  10. "De la noche venimos y hacia la noche vámos" como lo decía Vicente Gerbasi, un poeta venezolano.

    Y yo siempre me he preguntado:

    ¿Y el hambre a veces?.

    ResponderEliminar
  11. Un blog muy interesante, me volveré a pasar. Un saludo

    ResponderEliminar
  12. No sé si las aman pero a los mendigos no les horrorizan las penumbras de tetra-brik. A mi tampoco.

    ResponderEliminar
  13. Amo esta web, espero que me comentes...acada vez m,e insipiro mas con tus poemas

    ResponderEliminar

Libelúlame