lunes, 15 de junio de 2009

Revelaciones


Maxfield Parrish
Con el rostro vuelto hacia las nubes
arrojo palabras
como bandadas de pájaros.

Te busco Vida,
debajo de mi nombre,
debajo de tu herida.
¿Sabes tú de mis muertes?

Todo este peregrinaje de sangre rabiosa
no es más que delirio,
soberbia idiota.
La respuesta colérica
al callejón iluminado que no guarda salida,
a la jaula intangible que estrangula todos mis viajes.

Porque no hubo día que en sus brazos
guardara una sóla partícula de verdad.
Pues sólo eres el mito de la noche.
El despertar de los otros.

16 comentarios:

  1. Siente la inmensidad y abraza el abismo de lo intangible pero certero. Y respira.

    ResponderEliminar
  2. De tus muertes, andanzas y avenidas, solo intuyo el camino

    Pero te sigo

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¿Sabes tu de mis muertes?
    Tienes un blog interesante, pasaré mas por aquí para aprender.

    Besitos astrales y mucha Luz!!

    ResponderEliminar
  4. las personas son pantanos que se recorren a pedacitos con la tele encendida y un cubo de azúcar en la lengua.

    bajo otro bosque,

    Djuna Wüler

    ResponderEliminar
  5. Te busco, Isabela,
    debajo de mis palabras
    debajo de tus
    palabras.



    Me gustaría poder dejarte algo más que unas simples palabras electrónicas.

    Besos que dibujan un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Y sin embargo creo:
    es el letargo
    que acaso se ha perdido
    o la jauria
    con la que adorno el claustro
    de mi rincon sereno

    ResponderEliminar
  7. Revelan tus versos la senda que en la bruma se abre paso hacia la libertad.
    Siempre viva.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Me encanta sentirme arrastrada a mundos infinitos por tus versos.
    Como te dije una vez en un comentario,tu blog me da calma.

    Por cierto,¿has escuhado lo nuevo de placebo?
    Inspirador,no?
    :)

    Mer

    ResponderEliminar
  9. Navegamos por lugares comunes, jaulas de intangibles o palabras arrojadas al viento, versos que se adhieren a mi piel como tatuajes, asombrado de encontrar alientos afines. Con el movimiento de las olas, vuelvo una y otra vez a tu playa. Saludos oscuros.

    ResponderEliminar
  10. ... arrojo palabras
    como bandadas de pájaros.

    ¿Sabes tú de mis muertes?

    Te creces, te superas.

    Besos, Nébula.

    ResponderEliminar
  11. ¿Y qué palabras arrojaba?




    un miau de leche con galletas :)

    ResponderEliminar
  12. VUELVEN LOS FANTASMAS DEL PASADO Y QUIEREN SABER ALGO DE TI. MI NOMBRE ES "ESTRELLAS FUGACES ILUMINAN NUESTROS PASOS"

    ResponderEliminar
  13. pues a mí me sorprendió bastante cuando se lo leí a midori. fue una de las causas de seis meses que pasé en 2007 bastante terribles

    es más me sorprende bastante que digas que todas han pasado por eso. todas las mujeres? quepena.

    aunque no creo que sea así y supongo que ese todas tiene un número concreto, espero que pequeño, y que tú conozcas esas historias.

    yo quisiera no conocer la mía

    ResponderEliminar
  14. Pasando a saludar y a leer lo más nuevo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Una nebulosa no alcanzará a describir la fuerza increíble de la tristeza y la nostalgia. Imperio que avasalla ideas, esperanzas y que se planta, ocupando territorios donde vivieron células libres y encendidas. Tanta tristeza se hace delirio y el delirio lleva al amor inevitablemente; correspondido o no el amor se nos queda y nos exige una ultima vez, La Esperanza...

    ResponderEliminar

Libelúlame