domingo, 16 de mayo de 2010

X


Luis Royo
Qué sería yo de ti
sino un accidente,
de piel lechosa y ojos fríos,
con la trinchera en la boca,
aguardando tu último temblor.

6 comentarios:

ANDREA dijo...

Cada vez que entro en tú magnifico blog, siempre me sorprendes.
Cada vez que entro en tú alma, la mía se queda más pequeña.
Cada vez, que escribes, las palabras buscan en ti el sentir más profundo.

Un Saludo y hasta la próxima

Noelplebeyo dijo...

Esos terremotos no deben ser desoladores

Jorge dijo...

Triple X.

Juan Antonio dijo...

Una incógnita que no deberíamos despejar nunca.

*.*

Caminante dijo...

:) me encantan las imagenes de luis royo
hace tiempo que no pasaba por aquí... he vuelto! me he cambiado de b log a http://replieguesydespegues.blogspot.com/
saludos y nos vemos,

Caminante, ex cajitas de soles

Fernando García-Lima dijo...

Uys, me ha encantado la última frase... Creo que la utilizaré alguna vez, en privado, con su permiso ;)