viernes, 25 de marzo de 2011

Materias y Estados


Adara Sánchez Anguiano
Entre el fósil y la médula se debaten las coartadas
llueve sobre mojado
en los largos túneles de topo que palpamos
con el rimmel trasnochado
o
lím
pi
ca
men
te
tristes
como una tarde de domingo

11 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

será un pesar pasajero

juan bello dijo...

olímpicamente tristes

me quedo con eso!

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

Energía condensada!

soniamarpez dijo...

ganadores de las peores medallas.

(me han gustado las ilustraciones de Adara)

Moreiras dijo...

Fabuloso poema, olímpicamente proyectado. Saludos

Nahuel dijo...

y por qué sera que todas las tardes de domingo tienen ese velo de fria tristeza....saludos

http://sendadelnahuel.blogspot.com/

arguellesacero dijo...

Bel, Bella. No me gusta cuando separas las sílabas y los versos. Tu poesía tiene una calidad unida. Necesaria (me parece necesario lo que escribes).

Abraham dijo...

así que la lluvia es una cohartada...

CAOS dijo...

Te debo una visita muy lenta, muy pausada. Lo sé. (me lo apunto en mi lista de cosas que hacer de madrugada, ojalá, ésta)

Besos y gracias, siempre.

jojoaquin dijo...

Me gusta tu blog, excepto la cita de Auster que lo encabeza. Que un premio Príncipe de Asturias repita dos veces "las cosas" en un mismo párrafo, refleja bien su calidad literaria. Si, ahora mismo, tuviera que definir la literatura, diría que ha sido el esfuerzo baldío de muchos escritores por evitar que digamos y denominemos de otro modo algo tan genérico, borroso e insustancial como las "cosas". De hecho, creo que es uno de los afanes que persigues en tu blog. No me extraña, por tanto, que Auster no sea capaz de definir esa "cosa" que calla en su interior. No obstante, fue premio Príncipe de Asturias en 2006: así son "las cosas"

Vanessa dijo...

A mí tampoco me han gustado nunca las tardes de domingo...
Besoss!