miércoles, 2 de marzo de 2011

Como cada año


una flor tras otra
se adelantan en el almendro en un
exceso de confianza.

Pulsión de un asomo de primavera

y ramas desentumecidas
tanteando en un parvulario de blancos
una ternura
rosa casi obscena.

5 comentarios:

  1. visten palabras y paisajes anunciando vida

    ResponderEliminar
  2. http://arbacm.blogspot.com/2010/10/el-truco-del-almendruco.html

    ResponderEliminar
  3. Pulsión, o la confianza en el exceso

    (ha rde volver la primavera)

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los almendros y ese toc toc que hace la primavera con ellos, incluso antes de que sea la fecha oportuna (y arriesgándose a algo de nieve, como hoy!!)

    ResponderEliminar
  5. Qué flores más preciosas, sobre todo cuando se ven todas juntas.
    Besoss!

    ResponderEliminar

Libelúlame