miércoles, 22 de junio de 2011

A Cero


Hay veces que llego a imaginarme
Capa a capa me desmonto
para remontarme y vuelvo a decirme
nunca has estado tan cerca
Yo soy mi pobre señuelo
un mendrugo del bizcocho de mi madre
Me tengo sin querer
de lo roto me crecen espacios
y es mi propio aguijón el persigue mi cintura
Hay veces que llego a imaginarme
puntual de tanta luz desnuda
pero
.........entre nosotros
me aburre prestarme tanta atención

14 comentarios:

santi tena dijo...

a veces uno mismo es un abismo

y hay que ser más fuerte que el abismo, más

Noelplebeyo dijo...

si te ignoras...seguro q al rato te entrará curiosidad

Paco Tilla dijo...

Deberías quitar la música del blog. No todas las escenas de tu película pueden tener la misma música.

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

delorotomecrecenespacios

Beatriz Rojo dijo...

Me gusta lo que escribes y como. He estado echando un vistazo hacia atrás....




:)

Delia Aguiar Baixauli dijo...

Fantástico eso del bizcocho.
Ah, coincido con Paco. Besos.

Abraham dijo...

Ya, ya;

pero, para mí,
que solo nos falta
conmigo.

Pez Susurro dijo...

"yo soy mi pobre señuelo"


cátedra, Bel. Cátedra.


beso.

Juan Antonio dijo...

... puntual de tanta luz desnuda...

*.*

george dijo...

yo soy mi propio señuelo

N Ó M A D A dijo...

Hay veces que llego a imaginarme
puntual de tanta luz desnuda

Muy bonitos versos... sí.

ANDREA dijo...

Miras y no encuentras nada, intentas encontrar algo y sólo miras al interior y sólo encuentras ... ¿Dime que has encontrado en tú busqueda?

Un Saludo y hasta la próxima

Helenaconh dijo...

sabes que pensaba que te lo había dicho y resulta que no, lo del mendrugo del bizcocho de tu madre es brutal, Bel. El poema lo es.

diana moreno dijo...

muy bueno el dibujo.