lunes, 26 de septiembre de 2011

Recuerdo que supuse


que estarías
......................................por la mañana
pero te habías ido
......................................Otra vez
Y fuera
el día enamorado de chubascos
Y no quería
.....................................¿me oyes?
No podía soportarlo
Recuerdo que la luz también dolía
bajo las sábanas
La humillación de sus pruebas
El animal de su pureza
balándome falta sobre falta
¿Por qué seguía allí?
¿Por qué no te llevaste lo que era tuyo?
Este corazón crónico y miope
Este circuito cerrado
que sólo sirve de cuerpo a altas horas de la noche
al contacto con la ternura
bajo tu cálida axila
donde sólo yo veo cómo el invierno se contradice
y parece algo limpio
pero dura poco
porque tu sexo siempre
acaba embrutecido y apelmazado en mi boca

Recuerdo como aún relucían
tus gotas blancas en mi pecho
y en mi vientre
Que supuse la ciudad
como muchas ciudades superpuestas
y que ninguna sabría de ti
No sé
Puede que no tuviera fuerzas
para indignarme
Que sólo quisiera quedarme
Creer en el sueño
y dormir
como una puta olvidada
que no sabe qué hacer con su nombre

19 comentarios:

  1. Imposible describirlo mejor...

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  2. "este circuito cerrado
    que sólo sirve de cuerpo..."

    !!!

    ResponderEliminar
  3. La luz también dolía bajo las sábanas...

    Me vino a la mente esa imagen.

    Un beso o 2 #

    ResponderEliminar
  4. las cosas que llamamos "nuestras", muchas veces, no eran para poseer más allá de su existencia... así, fueron un robo: no de nosotros a ellas sino de ellas a nosotros

    ResponderEliminar
  5. cortocircuito

    ha pasado mucho tiempo desde que te leo y tu transparencia personal, con un blog mucho mas "informativo" de tu yo, no ha significado una perdida de esa poesia tan envolvente, sugerente y enigmática. felicidades

    ResponderEliminar
  6. Encantador día de enamorados de chubascos. Encantador. No sé que hacer con esa palabra.

    ResponderEliminar
  7. Preciosos versos, y estoy de acuerdo el amor a veces es igual a una miopía de altas dioptrías.

    ResponderEliminar
  8. esa sensación....cuántas ciudades en cuántos cuerpos cartográficos, yo también he nadado junto a los cocodrilos y también sé que en sus fauces soy más libre

    ResponderEliminar
  9. Precioso y absolutamente genial. Ojalá a mi me saliese tan poéticamente bonito:

    http://itacanoexiste.blogspot.com/2011/09/desar-penetrar-amar.html

    http://itacanoexiste.blogspot.com/2011/08/lei-poemas.html

    ResponderEliminar
  10. El cuerpo nos hace esclavos y el cerebro nos hace infinitos. El corazón, francamente, es un órgano sobrevalorado. Mejor la piel y los labios, órganos sexuales primigenios.

    ResponderEliminar
  11. de lo mejor que te he leído.

    CON DIFERENCIA.


    besazo

    ResponderEliminar
  12. Difícil alcanzarte, nenita. Tú eres grande. Y te creces.

    ResponderEliminar
  13. impresionante, me encanta tu poesía y cada una más.

    Saludos, Nahuel.

    ResponderEliminar
  14. Gracias por la recomendación del precioso poema de Emma Gunst, y enhorabuena por el artículo que han sacado en esa revista sobre tu poesía. ¡Un abrazo y suerte sin participas en el slam de esta noche!

    ResponderEliminar
  15. qué gusto me da haberte encontrado, en serio!

    un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Joer, me fascina como escribes, así, bala al pecho, sin mucho rodeo para decir las cosas. Precioso.

    ResponderEliminar

Libelúlame