martes, 7 de febrero de 2012

De ti hice la noche entretenida


a tu boca le di mi boca siempre la misma así buscándote
en tu piel hallé un donde provecho cimiento rastro
adivina qué abril lúcido de manos por tu cuerpo
qué cantidad qué lenta cacería
lo que escondo en mí y te muestro abierta
lo que en mi sexo late y te abre paso
hacia un súbito arsenal de hambre cierto hundimiento
a filo de hoguera el caudal qué fuente
adivina qué olor entonces qué sueño nace

4 comentarios:

Libelúlame