lunes, 25 de junio de 2012

y parece mentira

Así leo yo a veces la vida  cuando todo está mudo 
Sun Axelsson
que a estas alturas
no sepa cómo ni cuál era la plegaria
y se me caiga la noche
cerrando los ojos
buscando la postura idónea
hay que calibrar dicen
extraer
cuál es la medida exacta de un gen umbrío
pregunto
palpo busco en la pared el interruptor
como un animal enfermo inclino mi cabeza
bebo en el lago de la luz
identifico heridas
la habitación sigue
la cava

5 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Hay ciertas cosas innumerables...

Anónimo dijo...

La luz, siempre el haz de luz nos rescata de nuestro profundo imsonmio...

No puedo dejar de sonreir al leerte(ni de hacerlo), Hechicera de las Letras

Anónimo dijo...

Insomnio....

Mil perdones, ya sabés, las prisas....

Dara Scully dijo...

¿A qué sabe la luz cuando se bebe con la noche por los suelos?



(un carillo,
bella)

Sarco Lange dijo...

Me ha encantado tu poesía.
Iba caminando por un bosque y llegué a tu blog. De inmediato los pájaros aletearon.

Un saludo.