miércoles, 2 de mayo de 2012

errata naturae

Y entre todo lo perdido aquí me tienes
Yo no soy mis harapos me digo
pero me miento
Mira
Hay palabras como piedras
Quisieron derribarme en mi propia casa
pero en realidad fuí yo la que se creyó todas las mentiras
y me sentí nada y me volví nula
muy poca cosa
un alma escurridiza
esta raza de mujeres omega
tantas de mí como la mala siembra de una sola vida
su frágil elemento
una erradora que se abraza y se desecha
que persevera
que aún ama
que aún busca
que la soledad no la venza
que la brusquedad no la preñe
apenas un instante de luz y de equilibrio
apenas un intento ya casi sin fuerzas
el curso de lo que remonta y reincide cerrando el círculo

7 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Digo...que a pesar de reconocernos como error, hay ciertas almas capaces de crear más bellezas imperfectas...

Noelplebeyo dijo...

nada más imperfecto que creer en la perfección del círculo

STERKI dijo...

Muy bueno.
Un saludo.

Alba T. dijo...

"Yo no soy mis harapos"

Me encanta, me ha llegado hondo xD
Pedazo de poema, sí señor.

Dara Scully dijo...

Palabras que son piedras que son la mentira que deja morados.


(sonrisa)

Aan dijo...

Esa editorial deliciosa.
Esos versos sin puntos y aparte sin los que precipitarse al vacío.

mergonzalez dijo...

Impresionante, bella Bel.
Besos.