miércoles, 4 de julio de 2012

espero

video
en la sala del dentista como todos los demás
el asiento duro
el tiempo se regodea
corre y estrecha
avanza confuso y me ofrece al tedio
ya no recuerdo
por qué ahí fuera el viento acaricia los árboles
y yo no lo estoy
el error de siempre
tratar de escapar y decir dónde
y mirar por la ventana
vendimiando subterfugios
en las sombras conmovibles
en lo que hace de nosotros la luz

9 comentarios:

Rafael dijo...

En la sala del dentista se piensan tantas cosas...
Un abrazo en la noche.

Darío dijo...

Dan ganas de saltar por las ventanas. Ciertas esperas...

Ave De Estinfalo dijo...

No se, pero a mi la espera en la sala del dentista me parece todo un infierno

:S

saludos!

David Mariné dijo...

un placer recalar en tu blog y atracar en tu poesía.
felicidades.
un fuerte abrazo.

Doamna care plânge dijo...

eme encanto la entrada de la anemia y la piel lapida :) , esta igual , pero la oitra me puede jaja . un beso !

Jaime dijo...

La sala del dentista es como el pequeño divñan de nuestra conciencia.
Un beso con orejas

Gideon El Conclave dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gideon El Conclave dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alba T. dijo...

Esas ganas de saltar a un "río metafísico"...