martes, 7 de agosto de 2012

de la época del frío


del espacio te hablo, del cuerpo, de la palidez de este cuerpo, de la tierra que anhela ser labrada, dónde manos que imiten viento, labios sin pereza, un beso, un sólo beso que no sea mecánico y protocolario, ¿sabes tú acaso de la calidez?, beso estrato de un deseo que asome por una boca verdadera y no hay aire, entonces no hay aire apenas donde ese beso y su secuencia, dopamina como aliciente, avara de besos soy 

ven, acuéstate aquí, no me dejes empezada, escucha el reclamo de la cueva, la humedad de sus paredes deshabitadas, ya que estás lame mi piel porosa de no nombrarse nunca, corroe lentamente mi carne, hasta qué punto tu mano derecha sigue malgastándome, baja, cómete todo lo que esté a tu alcance, déjame el coño enrojecido, la tristeza ¿sabes? extranjerísima 

no digas, permanece detrás, indaga con manía con vicio, desmorona y así tu voz pero no, no digas, mírame ahora y que tus ojos hablen, que yo sabré entender unos ojos brillantes, así están las cosas, te estoy haciendo a base de dedos, a tu sexo no habrá nada que mi boca hambrienta no pueda o no sepa darle, todo se aleja, sin orden los caracteres del pensamiento, dopamina efímera, el flujo sostenido 

hiéreme, mi talento es hacerte uso y sucumbir, cae, haz sobre mí te pido, rebásame intenso, húndete justo ahora como si pudieras derramarte, sé obstinado que debajo de ti nada pesa, nada importa, el impulso del tiempo o de la luz o mi tara, sólo dejarse abatir donde el cuerpo consumido ahora reposa

mira, hay color en mis mejillas, ven, acuéstate aquí, que tus brazos me abarquen, lo sé, pareceremos débiles, llegaremos al sueño como uno solo que calla y desea perderse, no, no te preocupes, no estoy triste aunque te lo parezca

7 comentarios:

Rafael dijo...

Independientemente del fondo más o menos erótico que uno crea encontrar, este escrito está lleno de poesía. Sí, ya sé que mi comentario arrancará alguna sonrisa, pero precisamente la poesía y la sensibilidad van de la mano y todo este relato destila sentimiento, pasión y deseo de una persona a otra. ¿Hay una poesía mejor que esta?.
Un abrazo y felicidades.

emiliano dijo...

"no me dejes empezada"

!!!

saudade dijo...

Brutal, brutal.

Darío dijo...

La tristeza extranjerísima, sobre todo. Adhiero al comentario precedente: Brutal.

Dian dijo...

A propósito de lo que dijo Darío, hay demasiados 'sobre todo', a mi gusto, como para enumerarlos. 'Palabra viva', digo, por decir algo.

Anónimo dijo...

Calientes versos para un cálido verano... No, aunque lo parezca no estoy triste, versos muy sugerentes y reconfortantes a un tiempo

Siguen tus versos volando a alto nivel,Hechicera de las Letras. Muchas gracias otra vez por alegrarnos el día.

Felices vacaciones a tod@s l@s afortunad@s que puedan tenerlas.

Ana Aneiros dijo...

Increíble, querida, increíble. Da gusto pasarse por aquí y leerte.
Un besazo enorme.