domingo, 1 de septiembre de 2013

allí donde el mundo retrocede



sus ojos me dan a luz 
me descubren despacio como cosa duradera 
y no me he es dado saber a qué ha venido 
ni por cuánto tiempo 
y es algo imposible saltar en marcha 
porque ya no hay espacio 
y el idioma hace rato que se ha caído

4 comentarios:

Juan Antonio B. dijo...

Pero tú perduras.

Rafael dijo...

Quizás sea porque es allí, "donde el mundo retrocede, como dices en el título.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Saltar en marcha, ¡¡qué idea tan tentadora, Hechicera de las Letras!!. Sin embargo, en muchas ocasiones merece la pena dedicar tiempo a "saber a qué ha venido", todo lleva su tiempo, para bien y para mal....

Gracias por perseverar.

Tomás R. Ramírez dijo...

Muy bueno Isabel. Aunque le quitaría el "ya". No le hace falta. Saludos.