martes, 17 de septiembre de 2013

porque yo creía que eras mía y no

madre
alguien vino y apagó las máquinas
como si fuera inocente
como si no hiciera nada
y nada tuvo ya que ver contigo
y las dos supimos entonces
cada una en su orilla
que no habría vuelta atrás


 (diez años...)

7 comentarios:

Juan Antonio B. dijo...

Una gatita que quiero abrazar.

Teresa Garrido dijo...

Es dificil pensar que no hay remedio.
Te sigo.

Noelplebeyo dijo...

dificil

Darío dijo...

Me estremece.

alba dijo...

te leo siempre en silencio, Bel, hoy quiero dejarte un abrazo.

Isabel Tejada Balsas dijo...

gracias a tod@s por vuestras muestras de cariño, os abrazo mucho mucho ;)

Tomás R. Ramírez dijo...

Isabel, un cariño grande.