domingo, 24 de noviembre de 2013

vivieron el amor

como ese enfermo que sabe que se le acaba el tiempo
que el tiempo se acabó
lo sabíamos todos los que escuchábamos sus gritos
cada noche a través de las paredes
cuando la noche pasaba sin que supiéramos muy bien qué hacer
más que llamar a la policía
como aquella en la que ella intentó escapar de rodillas
mientras él la agarraba del pelo
pocos vimos cómo consiguió llegar a nuestro patio
para una vez allí desplomarse en el suelo
y su cuerpo estaba frío
y su cuerpo no se movía
alguien dijo que nos apartáramos que la dejáramos respirar
-puede que incluso esa voz fuera la mía-
hasta que llegó la ambulancia para tomarle el pulso
medirle la tensión la cifra de glucosa en sangre
llevársela de un amor así para un reconocimiento médico
y traerla de vuelta pasadas unas horas
para que todo volviera a lo suyo como si no hubiera pasado nada

4 comentarios:

Rafael dijo...

Así fue ese momento quizás real, quizás ficticio.
Un abrazo.

Noelplebeyo dijo...

denuciar es fundamental

http://noelplebeyo.blogspot.com.es/2013/11/ironman-25n.html

María Estévez dijo...

La dura realidad...
Me gustó como lo has plasmado
Un abrazo

Anónimo dijo...

Triste, muy triste que en los tiempos que corren pasen cosas así.

Gracias, Hechicera de las Letras, por recordarnos que estas catrocidades ocurren más cerca de nosotros de lo que nos llegamos a creer.

Un placer leerte, como siempre.