viernes, 6 de diciembre de 2013

echar de menos


echar de menos es esperar que algo vuelva
mientras estoy sola en casa en silencio
haciendo las cosas más cotidianas
y me acuerdo de ti mirándome
en silencio
y me acuerdo de mi silencio al sonreírte
al corresponder tímidamente a tus ojos como si fuera
la primera vez que hicieran de nuestros silencios
una sola cosa

5 comentarios:

  1. JUSTO VENGO A LEER TU HERMOSA ENTRADA CUANDO SE ALEJO DE MI MEJOR AMIGO EN ESTE CASO MI PERRITO .. CREO EL SENTIMIENTO ES EL MISMO POR QUE YO LE DOY ESA IMPORTANCIA COMO SI FUERA UNA PERSONA , ES VALIDO
    LO QUIERO TANTO

    ResponderEliminar
  2. La ausencia siempre tiene un sello de nostalgia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Interesante recurso!!! Resaltar la propia emoción introspectiva para ensalzar a los demás (centrarse en uno mismo para llegar al otro).

    ResponderEliminar
  4. También los silencios evolucionan, hasta llegar a echar de menos que no sean cosas distintas.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
  5. Es genial. Y después de leerlo creo que, si no lo has hecho aún, deberías ver urgentemente a Kim Ki Duk, un artista del silencio.

    ResponderEliminar

Libelúlame