domingo, 4 de mayo de 2014

aquí dentro

hay algo que no sé pero que acepto
que no sé cómo pero que va armándose
lentamente
como la tejedura silenciosa de una araña
si cierro los ojos y empujo
-ya saben-esa puerta
compruebo que aquí dentro los pensamientos se han ido hacia otra parte
los encontrarán quién sabe si en la soledad de ciertas catedrales
o en esas plazas solitarias donde las muchachas se sientan a leer
lo único que sé es que aquí dentro el viento mece la cabellera de árboles imaginarios
que me tranquilizan
que las hojas no saben dónde van
hacia dónde insisten en ser arrastradas
y que yo misma podría ser una de esas hojas que no sabe comportarse
en el agua de un sueño distinto

3 comentarios:

Rafael dijo...

Y todo está ahi, debajo de esas pupilas silenciosas.
Un abrazo en la tarde.

Darío dijo...

De hecho, sos la hoja, una hermosa hoja...

Jorge Ampuero dijo...

Certera fusión de palabras e imagen.

Besos.