sábado, 10 de mayo de 2014

Hoy he leído sobre los valles ocultos de Shikoku, en Japón. Sobre el pueblo de Nagoro, excluido de los mapas, reduciéndose lentamente debido a la búsqueda de trabajo en las grandes ciudades. Sobre las muñecas de Ayano Tsukimi situadas por todo el pueblo, una por cada antiguo poblador. También he leído que la flor del cerezo, Sakura, se diferencia de la flor del almendro en la forma de la agrupación de las flores. Ahora lo sé y eso es importante. Ahora sé, además, que la flor del cerezo cae a una velocidad de cinco centímetros por segundo y he pensado por un momento en cómo las hojas que nacen unidas pueden separarse sin compasión ni dolor. Eso me ha llevado a pensar, a su vez, en que los pétalos caen con una suavidad aparentemente similar con la que cae la nieve. Entonces me ha venido a la mente aquello de que los esquimales tienen 40 nombres distintos para la nieve y que Wikipedia explica -lo sé porque lo leí ayer- que eso es producto de un malentendido respecto de la naturaleza de los lenguajes polisintéticos. Que de hecho el inuktitut tiene sólo unas pocas raíces léxicas para "nieve": 'qanik' que quiere decir "copos de nieve en el aire" y 'aput' que quiere decir "la nieve en el suelo", con las que forman palabras más largas mediante el uso de afijos que describen cualidades de la nieve, de la misma manera que en español se utilizan adjetivos o preposiciones "blanca nieve" "nieve derritiéndose" o "nieve en el suelo". Leo. Leo todos los días, desde hace dos meses y pico. Como una compulsión. Como un impulso irresistible. Leo, por qué no decirlo, para no pensar en ti. Ni te imaginas cuanto estoy aprendiendo.

11 comentarios:

mailconraul dijo...

El amor de los sabios nos inocula con su ejemplo. ¿Quieres decir que a mayor desamor mas sabiduría?

Noelplebeyo dijo...

no hay limite

Sakari Iroha dijo...

Leer es un modo tan compulsivo de distraerse, lo sé porque también lo hago...

Darío dijo...

Me hacés pensar en Kawabata...

Juan Antonio B. dijo...

Eres muy grande.

Anónimo dijo...

Es importante perseverar en el conocimiento Hechicera de las Letras. Es lo único que nos mantiene en contacto con la cordura mientras todo lo demás se desmorona...el amor lo puede todo, o no.

Vuelve y Quédate dijo...

...unos corren, otros olvidan, algunos leen, unos pocos escriben, muchos sienten...y nosotros hacemos un poco de todo...aún no encontré por mucho que intente hacer...cómo aprender a olvidarle...


Vuelve

stardust dijo...

Empiezas leyendo para olvidar y terminas sabiendo. Me ha encantado el texto

Amando García Nuño dijo...

Ay, los extraños caminos del conocimiento...
Abrazos, siempre

kynikos dijo...

y de tanto entrenar la lectura en la huida, no recuerdo.
¿por qué dejé de leerte?

tenía que ver con el arrebato, creo.
un beso.

Anónimo dijo...

No nos abandones, Hechicera de las Letras, ahora no... No permitas que te desvíen de la senda al Monte Parnaso, no ahora que estás tan cerca....