jueves, 1 de mayo de 2014

observo el cielo como una idea que se repite

y el cielo se me cae de las manos sin hacer ruido
arde el aire
ni una pizca de viento
la palabra es vacío donde uno siempre está solo
una vez más digo en alto:
vivo en una guerra
mi mente es un niño con la cabeza rapada como un soldado
que pisa el miedo con los pies encendidos
prende innumerables flores erguidas y desnudas
y puede que algunas tardes de verano juegue a la rayuela en la tristeza
como en la arena de una costa vacía
con los brazos extendidos
las palmas de las manos abiertas
como alas
sepan que durante la noche permanece en el pecho de mi madre

o de su estrella
como si las estrellas no estuvieran lejos
no le acusen porque cante
el silencio es el animal más peligroso que conozco

2 comentarios:

Aseret Blueminda dijo...

Me han encantado esas "aclaraciones"

Un abrazo!

mailconraul dijo...

La música también pervierte el silencio.