martes, 19 de mayo de 2015

El sol otoñal, tibio y sin amor 
Giorgio de Chirico 

Okusai 
no escuches al río 
al sol otoñal tibio y sin amor 
que alza esta bandera 
no te preguntes quién cantará tu muerte 
quién tocará el arpa bajo las estrellas apagadas 
en la soledad de los parques cerrados por la noche 
cruza tus manos sobre tu pecho 
Okusai 
tú que no puedes dormir 
tú que ya has elegido el agua

4 comentarios:

Darío dijo...

Hermosa manera de decir adios...

Rafael dijo...

Quizás es la mejor manera de olvidar.
Un abrazo.

Nahuel dijo...

hermoso.

Saludos, Nahuel.

Bluemīnda dijo...

PRECIOSO <3