lunes, 11 de abril de 2016

lo último en youtube

es una niña de tres años que hipnotiza animales en un concurso de china, durante el proceso, los acaricia una y otra vez, les susurra palabras, casi cantando, hasta que estos quedan inmóviles sobre la mesa, tumbados, con los ojos abiertos, tranquilos, dejo el móvil en la mesita de noche, doy vueltas en la cama y en cada vuelta pienso en las palabras, en las caricias útiles, en la niña, en una niña, doy vueltas en la cama como una vieja sentada en un banco del parque, mirando a las niñas de otras familias que pasan, esas niñas fueron pinturas rupestres en las paredes del vientre de alguien, un estanque de nenúfares en el útero, a los pocos años enterrarían un pájaro esperando que de la tierra brotara un árbol de pájaros mientras su madre callaba, quizás se pondrían tristes pero no sabrían que eso era la tristeza, no buscarían significado en los estados de ánimo a los que ahora les doy tanta importancia

3 comentarios:

Rafael dijo...

Muy tierno.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Los estados de ánimo son solamente reflejos de lo que albergamos en el alma y en el corazón, Hechicera de las Letras, ése es su significado. Con la sublimación de lo que sentimos y percibimos alcanzaremos el estado de calma y realización espiritual que anhelamos.
Esa niña, como todos los demás niños y niñas, es el futuro. Son el presente.
Gracias por seguir creando.

Víctor Manuel Ramos dijo...

Algo tan pequeño puede cobrar mayor significado. Eso es poesía.